Leches vegetales: muchas opciones y más salud

Leches vegetales muchas opciones y más salud

Por Majo González Nassar

Actualmente, las personas buscamos comer de tal manera que los ingredientes sean lo más naturales posibles y que nos alimenten realmente, no solo comer por llenarnos. En respuesta a esta demanda, han salido al mercado muchos productos que sustituyen a los convencionales. Entre sus beneficios está la fácil digestión, la naturalidad, son menos calóricos y proveen muchos más nutrientes al cuerpo. Las leches vegetales son un ejemplo de estos productos y su popularidad aumenta cada día. 

¿Cuántos tipos de leche vegetal conoces? 

Las leches vegetales disponibles en el mercado se realizan a partir de granos, frutos secos y semillas. Al día de hoy existen más de 10 opciones a elegir entre estas leches y la decisión de cuál tomar depende mucho del objetivo alimenticio de cada persona.

Muchos solo tienen problemas con digerir la lactosa y por eso la leche de vaca no es una opción, otros prefieren economizar calorías cuando consumen leche, a otros les interesa los beneficios y nutrientes que obtienen de las leches vegetales, otros solo se fijan en el sabor, etc… Aquí nos enfocaremos en explicar los beneficios de cada una para que tu elección sea lo más sana e informada posible. 

Los tipos de leche vegetal

Leche de amaranto y chícharo 

Esta leche es la nueva opción de moda por todos los requerimientos que cumple para diferentes estilos de dietas. Entre sus principales características encontramos que es libre de gluten, vegana, sin lactosa y sin nueces. Además, para los deportistas es una muy buena opción ya que cuenta con 10 gramos de proteína y 50 calorías por porción. Cabe mencionar que no sabe a chícharo y su dulzor es perfecto para mezclarlo en licuados de proteína, frutas o con café. 

Leche de soya

La leche de soya se obtiene a partir de los granos y semillas de soya. Su composición molecular se parece mucho al estrógeno, por lo cual es ideal para las mujeres con menopausia, además de prevenir el cancer de mama. Ayuda a controlar la osteoporosis al conservar el calcio natural y es rico en aminoácidos naturales, lo cual beneficia al crecimiento. A nivel nutricional, tiene 7 gramos de proteína, 4 gramos de grasa, 3 gramos de carbohidratos y 80 calorías por porción. 

Leche de coco

La leche de coco contiene muchas vitaminas y minerales como B1, B2, B3, B5, B6 y  vitamina C. Su contenido de azúcar es bajo y al contener ácido láurico, tiene propiedades antibacteriales y antivirales. Por porción, tiene 3 gramos de grasa, 1 gramos de carbohidrato y no tiene proteínas. Su sabor es dulce y mantienen el sabor a coco. 

Leche de almendra

La leche de almendra es especial para los niños que están en crecimiento y para las personas que están bajas de energías y requieren suplementos alimenticios. Ayuda a reducir el colesterol y el estreñimiento. Además tiene un alto contenido de magnesio, hierro, calcio y vitamina E. En la información nutricional, tiene 3,5 gramos de grasa, 1 gramo de carbohidrato, 1 gramo de proteína y 40 calorías por porción. 

Leche de arroz 

Esta leche no debe confundirse con el “agua de arroz”. La leche de arroz se realiza a partir de los granos de arroz frescos, los cuales son molidos, cocidos y luego fermentados. Se conoce como la bebida relajante ya que regula el sistema nervioso por su contenido de triptofano y vitaminas del complejo B. Nutricionalmente tiene 9 gramos de carbohidratos, 1 gramo de proteína, 1 gramo de grasa y 50 calorías por porción.

Leche de avena

La leche de avena es la indicada para aquellas personas que busquen bajar de peso ya que al tener un alto contenido de fibra genera saciedad, manteniendo un bajo índice de grasa. De igual forma, al contener betaglucanosos, ayuda a reducir el colesterol y los ácidos bilares del estómago. La tabla nutricional de esta leche indica que tiene 7 gramos de carbohidratos, 3 gramos de grasa, 1 gramo de proteína y 60 calorías por porción. 

Algunos tips para elegir de manera saludable

De manera general, entre menos ingredientes y aditivos tenga un producto, más saludable será. En cuanto a la elección de leches vegetales, se debe valorar las opciones que existen de diferentes marcas y elegir la que tenga el grano, la semilla o el fruto seco y la menor cantidad de ingredientes extra. De igual forma, asegurarnos que no tenga azúcares ni jarabes agregados que nuestro cuerpo no necesita.