La comunicación visual es la conexión entre la empresa y el público meta puesto que es un elemento clave al momento de divulgar una marca. Los consumidores deciden si comprar o no en ese lugar dependiendo de cómo se vea, cómo diga las cosas y cómo se dirija a su público. Por tanto, el logotipo, el correcto uso de colores institucionales y los gráficos utilizados pautaran las reacciones de las personas hacia la marca.